Para un aficionado al fútbol es innegable que la cita clave y que más expectación genera es el Campeonato del Mundo de Selecciones que se celebra cada cuatro años. En el Mundial del pasado verano celebrado en Brasil, una nueva decepción de nuestra selección nacional (con la excepción por supuesto del éxtasis vivido en 2010) provocó que inevitablemente debiéramos de buscar otro equipo al que animar y que pudiera devolvernos la sonrisa durante el resto de la competición.

Seguro que a muchos os ocurrió como a mí y os subisteis al carro de Costa Rica ya que eran muchos los ingredientes para simpatizar con ellos. En primer lugar, habían sido encuadrados en el grupo D junto a selecciones con al menos un título mundial en sus vitrinas: Inglaterra, Uruguay e Italia. Inmediatamente tras el sorteo este grupo recibió la etiqueta de grupo de la muerte (siempre tiene que haber uno) y los “ticos” parecían condenados a luchar por conseguir al menos un punto que les permitiera regresar con cierto honor a su bello país. Sin embargo consiguieron derrotar a uruguayos e italianos, y un empate ante Inglaterra les aseguró el primer puesto del grupo.

131218

Posteriormente, tras derrotar a la rocosa selección griega en la tanda de penaltis, se plantaron en cuartos de final ante Holanda; otro aditivo más para ganarse nuestras simpatías ya que los “oranje “ habían sido nuestros verdugos en la primera fase (y nos habían cosido a patadas cuatro años atrás). Aquella noche del primer sábado de julio, desde bares y terrazas vimos terminar el partido sin goles y cómo sólo una genialidad de Louis Van Gaal, sacando a un portero especialista para el desempate desde los once metros, consiguió apear a los costarricenses de seguir haciendo historia.

Un Mundial es el mejor escaparate para encumbrar a los grandes jugadores de la historia, como Maradona o Zidane; o para que otros que hayan destacado puedan dar un paso adelante en sus carreras a nivel de club. Hasta el momento, en el caso de la selección costarricense, en España solamente habíamos sido testigos de cómo la estrella del equipo, el portero Keylor Navas, fichaba por el Real Madrid. No obstante, hace unas pocas semanas el mercado de fichajes de invierno de nuestra Liga conseguía que todos estos recuerdos volvieran de repente a mi mente. Dos de los grandes protagonistas de aquella gesta deportiva desembarcaban en el fútbol español.

El primero de ellos, Celso Borges, llegaba y besaba el santo; puesto que en el día de su debut en el Estadio de Vallecas, dos tantos suyos le daban la victoria a un necesitado Deportivo de la Coruña. A sus 26 años ya se encuentra entre los jugadores con más partidos y goles de su selección y en la gesta mundialista fue indiscutible. Hasta ahora solamente había jugado en ligas menores como la noruega y la sueca además de la de su país. Veremos si un inicio tan espectacular es el primer paso de una exitosa carrera en España.

233795_principal

En el otro caso se trata de un jugador que ya había jugado en nuestra Liga, Joel Campbell. Estamos ante un velocísimo atacante que comenzó a destacar desde muy joven en las categorías inferiores de su selección y que terminó firmando por el club que más apuesta por los fichajes de este tipo, el Arsenal de Londres. Desde su fichaje en el verano de 2011 se produjeron las sucesivas cesiones al Lorient francés, Real Betis y Olympiakos. El buen rendimiento en este último equipo con Míchel y sobre todo su excelente labor en el Mundial, hicieron que Wenger decidiera apostar por fin por él en su primer plantilla. Sin embargo, la falta de oportunidades le han llevado a una nueva cesión a la Liga española. En este caso al Villarreal de Marcelino, estaremos pendientes de si en el submarino amarillo dispone de las oportunidades necesarias para explotar su potencial.

Campbell

A punto estuvieron de ser tres los jugadores ticos que acompañaran a Keylor Navas en la Liga BBVA puesto que Bryan Ruiz, máximo goleador en el Mundial de Brasil con dos tantos, estuvo muy cerca de firmar precisamente con el club que encumbró al hoy portero madridista, el Levante Unión Deportiva. Sin embargo, unos trámites burocráticos harán que por el momento permanezca en el Fulham inglés.

(Visitado 331 veces, 1 visitas hoy)