A lo largo de la historia cuando atravesamos un periodo de crisis económica, como el que hemos tenido que padecer en los últimos años, siempre han habido una serie de cambios a todos los niveles, y muchas veces para peor. En el caso de la música, me llama la atención como desde hace tiempo, no sé si estando relacionado con el período de depresión económica, vienen proliferando en todas partes las conocidas “bandas tributo”, o grupos musicales que se dedican a tocar temas de una banda famosa, en activo o no, y a cobrar pasta con ello, incluso vistiéndose igual y reproduciendo los mismos clichés.kiszbanda

Recuerdo hace ya unos cuantos años cuando vino por Santander una banda de este tipo, que se definían como banda tributo de Led Zeppelin y unos amigos míos fueron a ver cómo se lo hacían, con eso de que además se trataba de un grupo que al estar desaparecido (obviaré posibles reuniones) no se puede disfrutar de sus temas en directo. Reconozco que por aquel entonces ya me negué a ir sin más porque no me atraía lo más mínimo pagar por una copia de otro grupo, pero no reflexioné más sobre ello. No pensaba que fuese a llegar a esto.

Con el paso de los años se ha visto que este tipo de bandas, tanto a nivel internacional como a nivel nacional han ido apareciendo como setas, y ha sido cuando ya el tema me ha empezado a parecer una vergüenza, con incluso festivales de bandas tributo exclusivamente y con la aparición de cantidad de caraduras que sobre la base de hacer imitaciones de grupos famosos, se dedican a tocar copiando un producto y cobrar entrada a los ultra-fans de esos grupos imitados (otro día hablaré del “fenómeno fan”).ratones1

No solo se trata de imitar a grupos que no están en activo como puede ser Pink Flyd, Led Zeppelin o los Beatles, lo cual puede tener hasta un mínimo de sentido, sino q hay miles de bandas tributo que se visten de conjuntos que están en plena actividad y girando. Aprovechando como buitres carroñeros el rebufo de esta bandas entre la comunidad fan en festivales, y demás fiestas de guardar, se aposentan como “cierre de fiesta” cobrando un caché que supongo alto por lo que he sabido; y tocando cual verbena de pueblo como Metallica, Pantera, Iron Maiden o Guns & Roses, para metaleros borrachos y fauna festivalera a las mil de la mañana.

Ni que decir tiene que esto me parece de un caradurismo mayúsculo y que mi valoración hacia esto es cero patatero. Ni esfuerzo, ni dedicación musical, ni valor hacia la composición y desarrollo de temática y canciones. Poco se merece un grupo que es pura copia de Regional Preferente de otro famoso, con su parafernalia y su actitud en el escenario. En la mayoría de los casos ponen en grande el logo del grupo al que imitan a modo de anzuelo para fans despistados (siendo educado con estos fans). Y debajo en letra minúscula, el nombre de la banda, haciendo referencia a la banda famosa tomando el título de una canción o una frase del grupo. Conozco a mucha gente metida en el rollo musical, tocando en grupos, sacando sellos y dejándose el culo por hacer algo propio, y hacía tiempo que no veía tanta unanimidad de opiniones al respecto.portada-gengis-Khan

Podemos utilizar el “buenismo” de que cada uno vaya al evento que quiera, en lo referente a las personas que acuden a estos saraos y pagan 12 o 15 euros por ver a los Maiden, Pantera o Slayer de garrafón. Pero es que también les meto como parte culpable de la charanga que es, por consumir por borreguismo puro y hacer perpetuar a estos pseudogrupos. Cualquiera con un mínimo de inquietud musical no es capaz de ir y contribuir. Así que por supuesto que me mojo y al público le meto como parte culpable. Al igual que con el tema de los precios de los conciertos o de los vinilos, porque al fin y al cabo, todo es un proceso de oferta y demanda. Me atrevo a afirmar que muchos de los que van, no acuden a un festival de bandas normales jamás, ni aunque sea a dos minutos de casa. Quiero pensar que su público es mayormente chavalada que todavía no puede permitirse ir a festivales a ver a sus grandes bandas. Y por supuesto que no me dejo a los promotores y empresarios  de salas que llevan estas bandas. Hay productoras ya dedicadas en exclusiva a bandas tributo. Con un par de huevos. Seguro que se consideran que hacen un bien al panorama musical programando conciertos de este tipo y sacando la pasta a la gente por imitadores con instrumentos.

Muchos se alarman porque se interpreta que se engloba también a grupos de versiones y orquestas de verbenas de pueblo. Para nada. Esto lo ha habido toda la vida, cumplen su función y es totalmente distinto, porque son bandas para determinados eventos, no venden la moto a nadie y su función es otra: amenizar unas fiestas, con temas de siempre de miles de artistas,  una boda o un bautizo. Son profesionales de la música. Creo que es muy distinto que coger el logo, la imagen la letra, la música y la actitud de un grupo, y sacar tajada con ello, porque con un grupo normal no te comes nada.422839_349610061745170_1267996844_n

En fin, esta intervención vinagre es personal. Cada uno puede hacer lo que quiera y disfrutar de la música como le venga en gana, pero estamos viviendo unos tiempos donde la inquietud cultural es tan perezosa que no me extraña que haya proliferación de grupos fotocopia por falta de interés en cosas nuevas y originales. Y por otro lado, vamos…. que no me imagino a un tío que es pintor tributo de Picasso, exponiendo en el tinglado de Botín a 20 pavos la entrada el Bermeo o las Chatis de Niza…ya me entendéis. Pero con la música es lícito. Increíble.

(Visitado 755 veces, 1 visitas hoy)