La Escena…siempre surge esta palabra entre los frikis de la música cada dos por tres, sin que mucha gente sepa qué cojones es eso o de qué ente raro se trata. Que si no hay escena…que si la escena de tal ciudad tal año era la madre que lo parió…que si tal grupo es de tal escena, y demás historias.

Bueno, ¿y qué es una escena musicalmente hablando y por qué se le da tantas vueltas?. Una escena podría decirse que es el comienzo, desarrollo y permanencia de un estilo musical en un determinado sitio, a partir de un núcleo de personas con los mismos gustos, y las mismas inquietudes. Esta gente interrelaciona, intercambia ideas, opiniones, y asiste a conciertos juntos, y como si nada, aparece una escena musical. En primer lugar están los grupos. De repente algo empieza a cocerse en los locales de ensayo, garajes y sótanos de una ciudad, suburbio o entidad residencial, componiendo, tocando música entre colegas, escuchando música y pribando. También últimamente el abanico se amplía a nivel nacional e incluso internacional, ampliando límites, buscando formar una comunidad.cintas

Todo ello viene del impacto de grupos más grandes en ese entorno, por medio de alguna gira o por los propios medios de comunicación. Y sobre todo, por la influencia de un contexto social determinado, en grandes zonas industriales deterioradas, durante periodos de crisis políticas, etcétera. Comienzan por tanto a surgir bandas de parecido estilo musical y cuyos miembros suelen ser colegas. Incluso surge el intercambio de músicos entre las propias bandas, lo cual le da un carácter a veces endogámico a la escena, por supuesto, pero también pone en contacto a mucha gente de intereses comúnes que comparte ideas. Se inicia el canal de trasmisión

Este canal va desde el boca a boca, a la promo con flyers de tal concierto en tal bar, o a lo que considero más apasionante: El intercambio de maquetas, demos y las grabaciones que van haciendo los grupos en sus locales de ensayo. Lo que se llamaba el Tape Trading en su día, o intercambiar casettes con grabaciones caseras entre la gente, y que incluso ponía en contacto a peña de todo el mundo mediante las oficinas de correos. Aquí ya incluimos a músicos y gente q va caminando junto a ellos, como colegas, compañeros de litros, locos del género etc..Vamos, que un chaval de Suecia enviaba una cinta de un grupo de su barrio a otro chaval de Brasil que tenía una banda parecida, que a su vez le enviaba su material. Muy guapo, ¿no?

A raíz de esto van apareciendo garitos para tocar, ya sea un bar o una pequeña sala donde te dejan meter ruido y jaleo. Aunque te vayan a ver cuatro gatos, se va viendo q hay cierto apoyo. Algunos deciden seguir programando conciertos porque la muchachada que va bebe mucho y echa la barra abajo, todo ello a ser posible sin que venga la policía a cerrarte el bar. En los conciertos la gente se va conociendo, lo utiliza como manera de verse, “coño, pues pásate por mi local y ves lo que hacemos” intercambia maquetas y pone en venta material como camisetas, parches y chapas con los logos. A su vez, es probable que otro tío lleve allí el primer número publicado de su fanzine o revistilla casera con muchas entrevistas a grupos del rollo y análisis de maquetas y discos. Tampoco es necesario que toque en ningún grupo. Para ser partícipe de la escena y colaborar de aluna manera no hace falta más que tener ganas.

Poco a poco la cosa crece y aparecen sellos a nivel casero que editan las grabaciones, demos o EP´s; o bien algunos grupos contactan con otro sello más grande que mueva material del estilo. Aparece gente que empieza a grabar las cosas en plan más serio con algún pequeño estudio de la zona, empeñando hasta las muelas. Pero ya se va viendo algo sólido. Si además se tiene el apoyo de algún medio de comunicación como una radio, estupendo. Y ahora con internet y las posibilidades que hay, mejor.

Bueno, y cuánto dura esto? Este periodo de agitación creativa……pues suele variar aunque no suele durar mucho. Lo justo para que ese estilo musical se ponga de moda, pase del “under” a círculos comerciales y todos empecemos a criticar lo que antes nos gustaba, porque ya no existe esa esencia natural, esas ganas y fuerza, y ahora es todo por dinero y tal y cual…La nostalgia nos hace ver que fue un periodo feliz de hermanamiento duradero cuando normalmente no dura más que unos pocos años y en muchos casos, con episodios de mal rollo, envidias y aprovechados. Pero si sigue recordando con melancolía lo buena que era esa época y las grandes bandas que había…y la locura de sus conciertos..y el qué jóvenes éramos. Queda todo como un espectro que pasó efímeramente y que no se sabe muy bien si realmente pasó, porque muchos otros negarán su existencia, dirán que en realidad era otra cosa y demás movidas. Es un síntoma también de hacerse viejo, pero eso es otra historia.

En fin…al final por experiencia estas cosas las suelen hacer cuatro gatos apasionados de la música, pero siempre en un volumen tan íntimo que ni es escena ni nada, aunque se llame a eso que se mueve por ahí “escena”, y sobre todo hoy en día, donde el mundo cultural, sea cine, lectura o música, se mueve tan deprisa que las cosas apenas permanecen. En dos meses estás muerto, por lo que mejor dejarse de nostalgia y melancolía de tiempos mejores y disfrutar con el legado que vamos teniendo de todas partes..que es mucho y muy variado. ¡Disfruten de la música!