En esta ocasión nos permitimos daros consejos para aprovechar al máximo una escapada por la capital del Principado de Asturias. Oviedo es una ciudad elegante de la que seguramente os llame la atención su limpieza.

 

Nuestro recorrido por ella bien puede comenzar desde la estación de tren; desde allí, dejándola a nuestra espalda, nos dirigimos hacia el centro atravesando la calle Uría, eje comercial de la localidad. Al llegar al Corte Inglés, giramos hacia la derecha donde una leve cuesta nos conduce hasta el emblemático Hotel de la Reconquista, antiguo hospicio que goza de interés arquitectónico. Reanudaremos la marcha dirigiéndonos hacia el cercano Campo San Francisco, el Central Park ovetense, por el que merece la pena dar un paseo.

 6a01310fb34ecb970c0148c70583b7970c-800wi

A continuación pondremos rumbo, por la calle Fruela, hacia el mercado del Fontán. Zona muy bulliciosa por la que perderse y tomar una botellina de sidra. Muy próxima al mercado se halla la plaza del Ayuntamiento, en la que destaca sobre manera la fachada de la Iglesia de San Isidoro el Real. Una vez allí no podemos dejar de pasar por la Plaza Trascorrales para posteriormente dirigirnos hacia la Catedral, seguramente el edificio más emblemático de Oviedo y cuya torre puede verse desde muchos puntos de la ciudad.

cathedral-oviedo 

Reemprendemos nuestra marcha abandonando el casco antiguo y descendiendo por Gascona, conocido como el bulevar de la sidra. Desde allí, una vez nos encontremos de nuevo en la zona más moderna y comercial del centro ovetense, recomendamos pasar junto al Teatro Campoamor, muy conocido por ser la sede donde se entregan los Premios Príncipe de Asturias.

teatro-campoamor 

Seguramente que llegados a este punto el visitante ya haya reparado en la gran cantidad de estatuas que ha ido encontrando a su paso; pues bien, nuestro recorrido finalizará en la que seguramente sea la más moderna y afamada de todas ellas: la dedicada al prolífico cineasta Woody Allen tras sus varias visitas a la ciudad.

751990

Alrededores:

Dada su ubicación en la parte central de Asturias, desde Oviedo podemos realizar muchas excursiones a diversos puntos de la región. Estas son sólo algunas de las más próximas.

 

Sin salir del municipio, merece mucho la pena subir al alto del Naranco y disfrutar de una bella panorámica de la ciudad. Dicha subida es un clásico final de etapa de la Vuelta a España; de todas formas, a no ser que seáis ciclistas experimentados, nosotros recomendamos el coche. Sea cual sea el medio elegido, en el ascenso podremos detenernos para visitar los dos monumentos prerrománicos que encontraremos.

 audioguias-prerromanico-mp3-oviedo-santa-maria-naranco

Alejándonos un poco más; os sugerimos la posibilidad de relajaros en los excelentes circuitos termales del Balneario de Las Caldas o bien, si queréis algo más activo, que os animéis a recorrer la popular Senda del Oso. Para ello también podéis optar por la bicicleta, la cual se puede alquilar allí, o la simple marcha a pie. No se trata en cualquier caso de un recorrido muy exigente y os permitirá observar a las osas Paca y Tola, en cuyo honor toma nombre la senda.

 Paca-y-Tola

 

Gastronomía:

En función del momento en el que nos apetezca comer o simplemente tomar algo podremos sugeriros algún lugar de Oviedo. Si se trata de tomar un vermú, el lugar típico es La Paloma, al principio de nuestro recorrido.

 principal

Por contra, si somos algo modernos puede que nos apetezca más tomar un “brunch”. El de el 26 grados no os defraudará.

 

Antes de comer, como ya comentamos, podremos tomar un culín de sidra en El Fontán o Trascorrales. Y si queremos quedarnos a comer por allí, de entre la mucha oferta nosotros recomendamos Casa Ramón, donde podréis degustar entre otras cosas la tradicional fabada.

 Fabada-asturiana-premio-gastronomia-vidactiva-700x394

Gascona se encuentra también lleno de ambiente, sobre todo en fin de semana. Si lo visitamos tendremos oportunidad de comprobar por qué lo llaman el bulevar de la sidra. Una vez allí, si buscamos un almuerzo contundente, os sugerimos el Tierra Astur. Muy populares por la abundante comida de elaboración propia que ofrecen, también tienen restaurante en Gijón, Avilés y Colloto. Este último, muy próximo a Oviedo, merece la pena ser visitado puesto que se ubica en una antigua nave industrial y para grupos de unas seis personas ofrece la posibilidad de comer dentro de un barril. Aconsejamos prudencia a la hora de pedir puesto que las raciones son enormes, si bien no tendréis problema en que os preparen las sobras para que os las podáis llevar.

imagen

Después de comer, si sois golosos, en la ciudad tienen mucha fama las moscovitas de la confitería Rialto. Se trata de deliciosos y ligeros dulces de chocolate y almendra.

 thumb_600

Para una caña o un vino por ejemplo antes de cenar, os recomendamos visitar la Ruta del Vino. Se encuentra cerca de la estación y hay numerosos locales con buen ambiente en sus pequeñas terrazas. Si os apeteciera seguir de bares, no os debéis perder dos locales en los que parece que se detuviera el tiempo. ElMontoto está cerca de la Ruta del Vino, no dejéis de probar sus “bollinos preñaus”; y próximo al Ayuntamiento se encuentra el Bar Campa, bocadillos muy económicos acompañados de una “tocha” (cerveza local).

 1351593962765

Llegada la hora de la cena si buscamos algo tradicional, no nos equivocaremos si optamos por La Corrada del Obispo. Auténtica referencia dentro de la hostelería ovetense que seguramente no se adapte a los presupuestos más ajustados.

 pxl_1fdd993694aae2c2ec23f85260ef0300

Por otra parte si a pesar de habernos alejado de la costa queremos seguir con el pescado, lo podremos disfrutar en El Campanu, en la zona de El Fontán, o en Casa Lobato, en la subida al Naranco.

339125611__600x450

Por último, cercano a la Senda del Oso, no podemos dejar de recomendaros Casa Jamallo, en Quirós. Comida tradicional en la que destacar el pote de castañas y la carne de jabalí.

(Visitado 1.623 veces, 1 visitas hoy)