La bruja más carismática, provocadora, rebelde,  y violenta  de los videojuegos ha vuelto, no sin dificultades,  del Alfheim (hogar de los elfos según la mitología nórdica, y repetidamente visitado por Bayonetta en sus dos juegos), bien ceñida en cuero, para darnos, una vez más, gusto y palos hasta el climax.Estamos ante la segunda parte de unos de los “yo contra el barrio” más aclamado de la pasada generación por prensa y público. Un juego del prestigioso estudio japonés “Platinum Games”, nacido de las cenizas de Clover studio, de Capcom.

logo de platinum games

logo de platinum games

 

El juego está estructurado de una forma muy clásica, tenemos un número determinado de fases a superar, por las que avanzamos linealmente mientras acabamos con todo enemigo que nos sale al paso, jefes finales e intermedios incluidos. Al final de cada nivel, se nos otorga una puntuación, un trofeo que va desde “piedra” a “platino puro”, un premio monetario, y la posibilidad de comprar armas, habilidades, pócimas de curación, trajes, y otras cosas, antes de afrontar la siguiente. Sencillo y efectivo.

Una vez metidos en harina, nuestro principal objetivo será conseguir las máximas puntuaciones de cada fase, para lo que tendremos que superarlas sin morir, sin utilizar objetos de recuperación de vida, pretendiendo no ser golpeados, en el mínimo tiempo posible, y encadenando los más largos combos posibles a nuestros enemigos. Ese objetivo nos envolverá en una espiral de completísimo, que nos empujará a convertir a Bayonetta en una máquina de descuartizar infalible, para así poder ver la pantalla de trofeos repleta de platinos en todos los niveles y dificultades.

galería de trofeos de bayonetta 2

galería de trofeos

 

La jugabilidad se sustenta en un trabajado sistema de combos, que varía en función de las armas que llevemos equipadas en pies y manos en cada momento, permitiéndonos cambiar de set de armas al vuelo, incluso en medio de un combo. Armas que van desde guadañas hasta arcos, pasando por espadas, látigos, pistolas, lanzallamas, o bolas de acero encadenadas. A este sistema se le unen, una barra de magia que nos permite gastarla para utilizar habilidades especiales, hacer espectaculares ataques finales, o activar el modo climax, en el que nuestros ataques tienen más rango de acción y hacen más daño. Además, si esquivamos justo antes de ser alcanzados por un golpe, se activa el “tiempo brujo”, en el que durante un par de segundos todo se ralentiza excepto bayonetta, para, durante este tiempo, poder infligir serios daños a los enemigos, o escapar de una situación comprometida.

Bayonetta-2-luchando

Atención al esquivar, que hace daño.

 

En pantalla, el juego se mueve con total fluidez a  60 imágenes por segundo, lo que nos permite observar con todo lujo de detalles las muy bien trabajadas animaciones de nuestra sexy protagonista, de los enemigos, y los espectaculares eventos que suceden en los escenarios. Eso sin perder el “timing” que necesitamos para esquivar y golpear colocando cada pulsación de botón en su décima de segundo correspondiente. Y todo ello sin renunciar al máximo espectáculo de su género, con modelados y escenarios bien detallados, todo tipo de artificios gráficos en forma de destellos, reflejos, efectos de sombreado e iluminación avanzados, nieblas, partículas, etc, y a una resolución nativa de 1280 x 720 píxeles.

bayonetta2-torre

Espectáculo máximo desde el comienzo, y hasta el final.

 

Un adictivo sistema de juego, un espectáculo audiovisual, muchas horas para dominarlo y desbloquear todo, otros  detalles de agradecer como la ausencia de dlcs, su sistema de recompensas, o su multijugador online y local, me obligan a recomendaros a todos, especialmente a  quienes disfrutéis de los “juegos de tortas”, que no dejéis pasar este gigante de su género.

bayonetta2-legsBayonetta2-goldbayonetta2-face

(Visitado 396 veces, 1 visitas hoy)