¿Te acuerdas de cuando no existían los móviles? Por aquel entonces todo era mucho más sencillo, llegabas a casa después de jugar con tus amigos y tenias que preguntarle a tu madre si alguien había llamado preguntando por ti, no había Facebook, no había WhatsApp, no había Tinder… ¿Que buenos tiempos, verdad?… vale… despierta moma, estamos en 2016 y como no espabiles te vas a quedar todos los viernes noche de tu vida en casa de tus padres viendo “Salvame”, o peor aún: Casado con una de esas arpías que comienzan el 80% de sus frases con “Si es que mi marido es tonto…”. Adaptate a los tiempos, es hora de reaccionar. Algo se está moviendo en las aplicaciones para conocer gente, es tu momento, solo tienes que levantarte e ir a por ello.

1000historias es una revista de servicio público, por ello, hemos realizado una encuesta entre 8 mujeres que usan o han usado Tinder en la zona del norte de España, una vez recogidos los datos hemos aplicado un factor de corrección llamado “aquí están mintiendo fijo” y después de varios logaritmos hemos conseguido hallar 5 defectos muy comunes entre los usuarios de estas Apps que bajo ningún concepto debes repetir.

* La encuesta está basada unicamente en una App, ya sabeis que 1000historias loves Tinder, aunque estos resultados debieran ser extrapolables a otras aplicaciones similares (Badoo, Lovoo, Adopta un tío).

1- Jamás intentes ligar por pena, que eso da “cosica”.

Este es un sujeto muy común. Por naturaleza hay gente que es tímida en los bares y en las primeras citas, de esos a los que les cuesta hablar fluido. De repente un día se bajan al Tinder y creen haber conocido al amor de su vida, una chica que les habla de lo muy cansada que está de los guaperas de discoteca… y entonces llega el error: Jamás te vendas a ti mismo como el patito feo que no quiere nadie, da igual que midas metro y medio o que tu entrecejo se pueda apreciar desde Tarifa, en una aplicación basada en la imagen, si devaluás tu propio producto lo único que vas a conseguir es que después de hablar innumerables horas con ella el siguiente sábado que salgas la veas enrollarse con el enésimo chulo engominado. En la ley de la oferta y la demanda si ni siquiera tu pareces gustarte a ti mismo… mal empiezas.

2- No seas “El tonto sin camiseta”.

¿Eres de esos que aprovecha la mínima oportunidad para quitarse la camiseta y lucir torso? ¿Aunque sea Febrero y estés en Soria? Pues cuidado que el efecto puede ser contraproducente, aunque este punto tiene matices. Si lo que estas buscando es una mujer de esas que se sacan selfies en el baño de la discoteca sacando morritos o una de esas que dedican los fines de semana a robar tapacubos en el parking del Carrefour… no te cortes, luce el pecho-tabla sin miramientos.

Si estas buscando algo un poco más sofisticado aquí ya se complica la cosa, ¿por qué? Porque las mujeres tiene un “cacao mental” con este tema que no te lo crees. Las 8 mujeres de la encuesta sustentaban idéntico argumento “No me gustan los mazados de gimnasio, me dan grima, pero si me gustan los chicos normales, los que están marcaditos”.

Aquí les vamos a echar un cable también a ellas y les vamos a explicar en qué consiste un chico normal y en qué consiste un chico que está marcadito:

Chico normal (Cerveza y copas de vez en cuando, comer sin cortarse y deporte un día a la semana) → A partir de los 30 podrás distinguirlos porque son los que tienen una panza prominente.

Chico marcadito → Matarse en el gimnasio y batidos de proteína a dolor.

Chico musculo → Matarse en el gimnasio, verduras, pavo, arroz, atún y batidos de proteínas a dolor.

Chico muy musculoso → Vive en EsterioideLand y si le das un libro te calza una mesa que está coja.

BN-FB439_ridley_G_20141017101224

3- No seas el “tonto de los emoticonos”.

Otro punto con matices. Los emoticonos están bien en ocasiones y nos pueden ayudar a poner énfasis en algo que creemos importante o a la hora de arrancar una sonrisa, aún así nuestro consejo es que no te cebes con su uso. Si eres capaz de conjugar más de 3 verbos… que se note.

Y aquí llegan los matices.

CASOS EN LOS QUE EL EMOTICONO DEBE SER TU MEJOR ALIADO:

A) Si tienes más de 30 años y te refieres a tu madre como “mi vieja” o si cuando algo te parece bien empleas el adjetivo “flaman” → Trata de expresarte exclusivamente a través de emoticonos.

B) Si tienes menos de 90 años y en los últimos 6 meses has utilizado alguna vez las expresiones “Nasti de plasti”, “Alucina vecina”, “Echa el freno madaleno” o “Me piro vampiro” → Trata de expresarte exclusivamente a través de emoticonos.

Colin-Farrell-Christopher-Walken-y-Sam-Rockwell-en-Siete-psicópatas

4- No seas el “tonto que dice que si a todo”.

“Si”, “Es verdad”, “jajajaja”, “Emoticono sonrisa”… No, mal, muy mal. Aunque no te lo creas la mayoría de las mujeres que utilizan estas aplicaciones son personas normales, con personalidad, lo que hace que si dices a todo que si sin rechistar y todo te hace gracia te vayan a ver como un chico un poco corto o como el pardillo que se deja pisotear que llevan toda la vida buscando.
Manipular en la vida no está bien, pero nadie ha dicho que una de estas aplicaciones no puedas hacer un poco de trampa.
Si de por si eres un poco pusilánime y te da miedo llevar la contraria vas a tener que vencer tus miedos…lee, analiza y reacciona, y sobre todo frenala para preguntar algo relacionado con lo que te acaba de escribir, aunque no te interese lo más mínimo, esto es un punto a tu favor instantáneo, produce la falsa sensación que tu nivel de empatía viaja por encima del cero absoluto.

¿En que lugar quieres estar?

En el de “Me escucha, es inteligente y encantador” o en el de “Se ríe por todo y dice a todo que si, es majo pero tía, yo para mi que le falta un verano”.

Cityroom-Petit-5-tmagArticle

5- No te vuelvas adicto a las primeras citas.

El dejar de sentirte incomodo en las primeras citas, el relajarte y disfrutar desde el minuto 1 no deja de ser algo positivo, pero si empiezas a notar que quedar 3 o 4 veces con la misma chica te produce desidia por mucho que te guste y que solo estas feliz cuando quedas con alguien por primera vez… frena, quizá sea hora de eliminar el Tinder temporalmente. Recuerda que redes sociales y comportamientos compulsivos no suelen ser una buena combinación, dedicate un tiempo a ti mismo, oxigena, y ya volverás más adelante.

Y hasta aquí hemos llegado, a partir de aquí vas a tener que apañartelas tu sólo. Por ultimo dar las gracias a las chicas que han decidido participar en la encuesta y recordaros que en la parte de abajo tenéis una cajita muy bonita para decirnos todas las barbaridades que se os ocurran, no os cortéis.

(Visitado 461 veces, 1 visitas hoy)